domingo, 19 de abril de 2015

MI PASO POR LOS PLATÓS DE CANAL COCINA

A éstas alturas ya muchos sabéis por las redes sociales que gané, gracias a mi receta de  tartaletas de patata y calabacín con alioli tostado,  el concurso de "patatas a la carta 2015", pero ahora que tengo las fotos quería dejar constancia en mi blog, que gracias a el mi cabeza piensa mas en recetas distintas para que todos podáis llevaros ideas a vuestras cocinas. Quizás si el blog no existiera ni se me hubiera ocurrido presentarme a concursos.


De todas la recetas presentadas elegían a tres finalistas, éstos finalistas irían a Canal Cocina a defender su receta e intentar quedar el primero para poder grabar un programa haciendo  la receta ganadora en compañía de Juan Pozuelo y Diana Cabrera, y mira tú por donde que fui yo. Además también gané unas cazuelas de Lecreuset que son una gozada.






La experiencia ha sido genial, pasamos un día estupendo lleno de emociones, estaba en una nube. Los días anteriores tenía muchos nervios, pero la verdad es que ese día me sorprendí a mi misma, simplemente pensé que tenía que disfrutar y pasarlo bien...mi marido que fue quien me acompañó ese día estaba mas nervioso que yo.

La foto de abajo es el momento en el que me dijeron que era yo la ganadora, el premio me lo dio David, el ganador de la pasada edición, que fue también miembro del jurado.













Ya publiqué ésta receta hace bastantes meses en el blog, pero ahora os la pongo mejorada, tal y como la hice en Canal Cocina, espero que os guste y os animéis a hacerla, es muy fácil, con ingredientes sencillos que todos tenemos en casa y muy rica.


INGREDIENTES
400-500 gr. de patatas
1 calabacín pequeño (300 gr.)
1/2 cebolla
aceite de oliva
sal
3 huevos
120 ml. de leche evaporada
100 gr. de jamón curado en taquitos
75 gr. de queso rallado emmental

Para el alioli
1 huevo
aceite de oliva suave
sal 
un chorrito de vinagre
1 diente de ajo










Encendemos el horno arriba y abajo a 180º.

En una sartén con aceite freímos las patatas y la cebolla como si fuéramos a hacer una tortilla de patata, cuando las tengamos las escurrimos del aceite y las reservamos.

Lavamos bien el calabacín y lo rallamos sin pelar, lo ponemos en un colador para quitar el exceso de agua.

En un bol grande batimos los huevos, añadimos la leche evaporada, el jamón picado, las patatas y la cebolla, el calabacín escurrido, el queso rallado y un poco de sal.

Rellenamos las tartaletas, con las cantidades que os doy salen cinco tartaletas de 12 cm. de diámetro, las introducimos en el horno y las tenemos 15 minutos o hasta que estén doraditas. Las desmoldamos.

Hacemos el alioli, lo metemos en una manga pastelera y con una boquilla lisa vamos haciendo montoncitos encima de las tartaletas. Metemos a gratinar con el horno bien fuerte 1-2 minutos.
























Si queréis ver el programa completo podéis hacerlo pinchando en ÉSTE ENLACE, dura media hora y vereis la entrega de premios y como cocinamos la receta.










Mis fantásticas ollas y mi sartén, ya os pondré recetas con ellas, me encanta utilizarlas. Ya tienen un sitio de honor en mi cocina.






Bueno espero que os haya gustado el post de hoy, yo he disfrutado mucho recordando ese día, las risas, los nervios y lo genial que lo pasamos. Gracias.

viernes, 17 de abril de 2015

PROFITEROLES SALADOS RELLENOS DE TOMATE CONFITADO

La masa de éstos profiteroles es la pasta choux, que solemos utilizar en bocaditos dulces rellenos de nata, crema..., pero me gusta mucho utilizarla en salado ya que admiten múltiples rellenos. Como suelen salir bastantes profiteroles, unos cincuenta, los he rellenado de varias cosas ricas que ya pondré en próximas recetas, aun así me han sobrado, pero como son tan agradecidos se pueden congelar y volverlos a utilizar cuando mas nos convenga. El relleno de hoy es con tomate, que todavía me quedan y hay que darles salida. 


INGREDIENTES
para los profiteroles:
125 ml. de leche
200 ml. de agua
150 gr. de harina
100 gr. de mantequilla
4 huevos
sal
para el relleno:
4 ó 5 tomates maduros
1 cebolla
3 cucharadas de azúcar
un chorrito de vinagre de módena
sal
aceite de oliva

-Hacer la masa de los profiteroles es muy fácil, en un cazo ponemos a calentar la leche, el agua y la mantequilla partida en trozos, cuando empiece a hervir añadimos toda la harina de golpe y movemos bien con una cuchara de madera para que se integre bien y no queden grumos. Quedará una masa bastante pastosa que tiene que desprenderse de las paredes, en éste punto separamos del fuego y vamos añadiendo los huevos uno a uno, hasta que no tengamos bien mezclado uno no añadimos el siguiente. Añadimos un poco de sal y ya tenemos lista la masa.
Lo mas cómodo es meterla en una manga pastelera, pero si no tenemos vamos cogiendo porciones de masa con una cucharilla y la vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.. Los metemos en el horno precalentado, separados unos de otros a 170º de 18 a 20 minutos o hasta que estén doraditos.
Los sacamos a una rejilla para que se enfríen.
- Para hacer el relleno ponemos en una sartén  aceite y doramos la cebolla, después añadimos los tomates pelados y troceados, el azúcar, la sal y dejamos a fuego medio que vaya reduciendo, añadimos un chorrito de vinagre de módena y retiramos cuando esté espesito. Dejamos enfriar y rellenamos los profiteroles.



domingo, 5 de abril de 2015

MADELEINES DE CALABACÍN Y NARANJA

Cuenta la leyenda que por el siglo XVIII una chica llamada Madeleine ofrecía a los peregrinos un bollito que cocinaba en la concha de una vieira. otra leyenda dice que fue una sirvienta  Madeleine Paulmier que en 1775 elaboró ésta receta para el rey polaco Stalisnas. 

Fuera una o fuera otras el caso es que son típicas de la repostería francesa. Ésta no es la receta original, tienen la forma eso si, pero que querido jugar con los sabores y han quedado deliciosas. quedan doradas por fuera y super tiernas por dentro, casi se deshacen y como son pequeñitas en poco tiempo están hechas.










INGREDIENTES
170º de aceite de oliva suave o girasol
300 gr. de harina
400 gr. de calabación rallado 
300 gr. de azúcar
3 huevos L
1 cucharada de zumo de naranja
1 cucharadita de esencia de naranja
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de cardamomo
un poquito de sal



En un bol mezclamos la harina, la levadura, canela, cardamomo (machacado previamente con un mortero) y sal.

En otro bol batimos bien los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla bien cremosa. Luego echamos el aceite en hilo y seguimos batiendo.

Añadimos el calabacín (bien escurrido), mezclamos con la espatula, luego la esencia y el zumo de naranja y por último la mezcla de harina. Integramos todo con la espátula. 

Rellenamos nuestros moldes de madeleines y metemos en el horno precalentado a 180º y las tenemos 7-9 minutos.











Salen muchísimas madeleines con las cantidades que os pongo, asi que después de hornear 3 tandas de madeleines, con la mezcla que me sobraba hice un bizcocho en un molde de plumcake, lo tuve en el horno 40-45 minutos.

Los moldes de silicona   para madeleines son de Silikomart, no se pegan nada, ya los puedes usar lo que quieras que seguirán como el primer día.



* Idea sacada del blog I love bundt cakes, un blog con recetas deliciosas, lo llevan Bea y Mara y siempre que entro salgo con alguna receta apuntada.

domingo, 22 de marzo de 2015

SALMÓN CON SALSA DE ENELDO Y ALBÓNDIGAS DE CHAMPIÑONES

Tengo que reconocer que éste plato ha salido de la improvisación y de una bandeja de champis que tenía en la nevera y tenía que usar ya.

Tenía guardada desde hace tiempo una receta de albóndigas de champiñones, pero nunca me acordaba de hacerlas y justo se me ocurre cuando me faltan ingredientes...pero aún asi ha quedado una receta de escándalo, un plato único delicioso. Y las albóndigas parecían de carne, con la boca abierta nos hemos quedado todos, la próxima vez tengo que hacer mas.









INGREDIENTES
filetes de cola de salmón
un chorrito de aceite
sal
un chorrito de vino blanco
para la salsa
mayonesa, mucho mejor casera
eneldo fresco o seco
para las albóndigas de champiñones
250 gr. de champiñones
1 huevo
pan rallado
un diente de ajo pequeño
sal
harina para rebozar








Preparamos primero la salsa, para ello hacemos una mayonesa y le añadimos eneldo muy picadito, o en su defecto eneldo seco. Reservamos en la nevera.

Limpiamos los champiñones, y lo picamos en trozos muy pequeños. Los ponemos en un bol con el huevo, el ajo machacado y la sal, mezclamos todo y vamos echando pan rallado hasta conseguir una "masa" , tampoco hay que pasarse lo justo para poder moldearlas, es un poco mas difícil que con la carne picada pero se hacen bien. 

Las pasamos por harina, las colocamos en una bandeja de horno y las tenemos a 190º  unos 20 minutos.

El salmón lo colocamos en una fuente que pueda ir al horno con sal, el chorrito de aceite y de vino blanco y lo hacemos 7-8 minutos, que quede jugoso.

Montamos el plato a nuestro gusto y listo.




Si queréis ver la receta de las albóndigas de champiñones con todos los ingredientes en el blog Mi mesa para tres Pilar lo explica fenomenal.

domingo, 15 de marzo de 2015

TIMBAL DE SOBRASADA CON VINAGRETA DE PIQUILLOS

Hacía mucho tiempo que no releía mi viejo cuaderno de recetas, bueno mas bien de apuntes de recetas. Tengo que reconocer que no lo tengo muy ordenado, es un poco batiburrillo y creo que solo lo entiendo yo, pero que queréis que os diga, para mi tiene su encanto ir descifrando recetas y a veces adivinar ingredientes...menos mal que tengo el blog y aquí si que se ve todo claro. Cuando mis hijos quieran hacer mis recetas lo van a tener fácil.

Una de las recetas perdidas en el, es ésta. Ni idea de donde la saqué y solo la he preparado una vez hace muchos años. He aprovechado para hacer la vinagreta de piquillos y zumo de naranja  un rico aceite de Zamora, de la zona de Fermoselle que se llama Douroliva. Y si, por aquí también tenemos excelentes aceites (con mucha menos producciòn pero muy buenos).

Con lo rico que está éste timbal merecía ser rescatado de las hojas del cuaderno y pasar al blog para que os animéis a hacerlo.










INGREDIENTES
tomates pera, que estén firmes
sobrasada
queso brie
aceitunas negras
pimientos del piquillo
Para la vinagreta
zumo de naranja
pimientos del piquillo
aceite Douroliva
sal








Forramos una bandeja de horno con papel de hornear, colocamos dos aros de cocina (o mas, si hacemos mas cantidad). En el fondo del aro colocamos rodajas finas de tomate (previamente los hemos escaldado en agua hirviendo 2 minutos para quitarles la piel). Encima trozos de queso brie, luego sobrasada y aceitunas negras sin hueso en lonchas. Repetimos ingredientes una vez mas y terminamos con una capa de pimientos del piquillo.

Para hacer la vinagreta, en un vaso de batidora echamos 4 piquillos, 50 ml. de zumo de naranja y 25 ml. de aceite de oliva Douroliva, ah y un poquito de sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que quede una salsa fina.

Horneamos los timbales a 190º durante 4 minutos. Servimos calientes con la vinagreta por encima.




jueves, 5 de marzo de 2015

BIZCOCHO DE TÉ


Otro bizcocho para mi colección, pero éste tiene un lugar especial porque a jugoso y a aromático creo que no le gana ninguno (por lo menos de los que yo he hecho). 

La idea de hacerlo con té se me ocurrió nada mas ver los ingredientes del té Indian Chai de Pompadour que me entró éste mes en la caja Degustabox. Canela, jengibre, cardamomo, vainilla, zarzamora, clavos de olor, anis estrellado... mejor no sigo, no me digáis que no son perfectos para un bizcocho....

Os animo de verdad de la buena a que lo hagáis, se come solo. Además le puse por encima un glaseado de leche, té y azúcar glass que es lo mas.

Si queréis ver otra receta con té, pinchar aquí, encontraréis unas pastas deliciosas.








INGREDIENTES
175 gr. de harina
230 ml. de leche
55 gr. de mantequilla en pomada
125 gr. de azúcar
25 gr. de miel
60 ml. de aceite de girasol
2 huevos M
1 1/2 cta. de levadura
1/2 cta. de bicarbonato
1/2 cta. de sal
1/2 cta. de esencia de vainilla
3 bolsitas  de té Indian chai de Pompadour
Para el glaseado:
Leche
1 bolsita de té Indian chai
 azúcar glass










Abrimos las bolsitas de té y las vaciamos. Calentamos la leche sin que llegue a hervir con el té que hemos sacado de las bolsitas. Dejamos infusionar mientras se enfría completamente.

Batimos con varillas eléctricas la mantequilla en pomada con el azúcar 4 minutos  hasta que esté bien cremosa.

Vamos añadiendo los huevos, de uno en uno, batiendo bien y hasta que no se integre bien uno no echamos el siguiente.

Después añadimos el aceite, vainilla y miel, batimos un poco mas.

Echamos la harina y la levadura tamizadas y batimos lo justo.

Ahora echamos la leche fría. Aquí hay dos opociones o colarla para que no nos caiga el té o echar también un poco de té. Yo opté por la segunda opción. Batimos todo junto unos segundos.

Quedará un masa un poco mas líquida que en otros bizcocho, pero es normal. Enharinamos un molde de plum cake, echamos la masa y la metemos al horno precalentado a 180º calor arriba y abajo apróximadamente 40-45 minutos.










Lo dejamos templar un poco  en el molde y lo desmoldamos con cuidado. Hacemos el glaseado, en un bol pequeño ponemos 4-5 cucharadas de azúcar glass, echamos poco a poco leche infusionada con una bolsita de té hasta que quede la consistencia como de un jarabe. Lo echamos por encima del bizcocho.







Como siempre os digo podéis disfrutar de la caja degustabox por solo 9,99 euros al mes, gastos de envío incluidos, si utilizais éste código: M1V71 a la hora de pedirla.
Mas información en su página de facebook y en su twitter. http://bit.ly/15wZ3B3


domingo, 1 de marzo de 2015

TALLARINES CON SALSA DE MORCILLA Y MANZANA

La pasta la podemos acompañar con mucha variedad de salsas y ésta salsa que os enseño hoy es especial. Es deliciosa aunque eso sí, solo apta para amantes de la morcilla. Sabe a morcilla, aunque hay que reconocer que  la manzana casi caramelizada le de un contrapunto ideal. Una pasta diferente para cuando tengamos un trozo pequeño de morcilla en la nevera y no sepamos muy bien que hacer con el, que fue lo que me pasó a mi. Era muy pequeño par un segundo plato o para una cena, asi nació ésta salsa.

Yo utilizo una morcilla que venden aquí en Zamora que nos gusta a todos, predomina la cebolla, pero también tiene pan, pimentón... es muy rica. Y aunque en España  hay mucha variedad de morcillas diferentes y muy buenas también, hay que tirar para la tierra de cada uno.










INGREDIENTES
tallarines, o cualquier pasta larga
1/2 cebolla
3-4 cucharadas de aceite de oliva
2 manzanas, preferentemente Golden
1 cucharada de azúcar
un trozo de morcilla zamorana
100 ml. de leche evaporada
sal










En una sartén calentamos el aceite y sofreímos la cebolla cortada en trocitos, cuando esté transparente añadimos la manzana, pelada, descorazonada y partida en trozos pequeños. Dejamos que se haga a fuego medio 4-5 minutos. Añadimos el azúcar, mezclamos todo bien y dejamos que caramelice un poco. Después añadimos la morcilla y dejamos que se cocine perfectamente, echamos la leche evaporada, probamos de sal y dejamos hervir  todo 1-2 minutos. Pasamos la salsa por la batidora para que nos quede bien fina.

Cocemos la pasta como indique en el envase, mezclamos con la salsa y servimos inmediatamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...